El Mar Rojo

Geología del Mar Rojo

El Mar Rojo forma parte del sistema de fosas africanas que se hundió en la Era Terciaria al plegarse simultáneamente los Alpes. Presenta una longitud de 2350 km, una anchura de unos 350 km y una profundidad de 2850 m, este mar alcanzó su actual nivel hace 5000 años por lo que sus arrecifes coralinos son relativamente jóvenes. Está rodeado por un desierto que determina una elevada evaporación y un escaso aporte de aguas dulces creando una concentración de sal de hasta 42 gr/litro.

El agua alcanza una temperatura estable de 22º C a 300 m de profundidad siendo un rasgo único de éste mar. El Mar Rojo esta recorrido longitudinalmente por una fosa axial de unos 50 km de ancho, la costa oriental y occidental parece que encajan perfectamente apoyando la Teoría de Wegener de la Deriva Continental, así que el Mar Rojo estaría en un proceso de ensanchamiento y se podría considerar como un océano en formación. La precipitaciones son inferiores a los 50 ml/ año, al ser la evaporación tan intensa el volumen de agua se mantiene gracias a una constante afluencia de agua procedente del Golfo de Adén. El fondo está cubierto de rocas volcánicas acumuladas desde hace unos 50 millones de años, fecha en la que se iniciaría la expansión tectónica de esta placa. Una de las curiosidades de este océano en formación son sus manantiales calientes e hipersalados. En ciertas regiones del mar, el agua se introduce en el sustrato basáltico cargándose de minerales y resurge en alta mar en forma de estos característicos manantiales.

Mar Rojo

Mar Rojo vista satélite

Mar Rojo

Mapa Mar Rojo

Mar Rojo

Alga Trichodesmium erythraeum

Biología del Mar Rojo

El Mar Rojo debe su nombre a un alga flotante llamada Trichodesmium erythraeum, que durante las floraciones estacionales de esta cianobacteria, cubre grandes zonas de la superficie apareciendo capas rojizas sobre el agua. Después del florecimiento mueren, quedando los restos de un color rojizo. El Mar Rojo es una cuenca de agua casi aislada con una temperatura y salinidad superior a la del océano Índico. La separación entre el Mar Rojo y el Océano Índico favorece la formación de diversidad de corales y muchas especies de peces, moluscos y otros invertebrados que son endémicos de este mar, es decir que solo habitan sólo en el Mar Rojo. La mayoría de estas especies no son migratorias y viven a lo largo de hábitats costeros, zonas arenosas y especialmente en arrecifes de coral. La forma alargada y relativamente estrecha del Mar Rojo hace que los arrecifes se desarrollen paralelos a la costa. Estas zonas tienen la iluminación suficiente como para garantizar la presencia de vegetación y de las zooxantelas que viven en simbiosis con los corales.

Muchas de las especies del arrecife han desarrollado relaciones de mutualismo como el pez payaso, Amphiprion bicintus y las grandes anémonas. Estos peces desarrollan gradualmente una inmunidad total a los nematocistos del hospedador ofreciéndoles a éstos protección y refugio. Una de las especies más conocidas del mar Rojo es la morena gigante Gymnothorax javanicus, presenta un cuerpo robusto adornado por tres filas de manchas marrones y una cabeza muy desarrollada. Puede alcanzar más de 2,5 m y frecuenta tanto lagunas como arrecifes exteriores que dan al mar. El pez ballesta de líneas anaranjadas Balistapus undulatus presenta una llamativa librea verdosa con estrías diagonales anaranjadas y la cola amarilla que los hace inconfundibles. A lo largo de la pared del arrecife aparecen concentraciones de corales blandos y gorgonias de grandes dimensiones. Los corales blandos pertenecen al grupo de los octocorales. Estos corales se defienden de los depredadores segregando sustancias toxicas y acogiendo numerosos organismos huéspedes.

Otra especie muy común en sus arrecifes es el mero rojo de puntos azules Cephalopholis minita que se alimenta principalmente de peces. Su cuerpo recuerda al de un pavo real con una coloración rojo anaranjada con manchas azules con forma de ocelo distribuidas por todo el cuerpo. También podemos encontrar una presencia de nudibranquios asombrosamente elevada como el Chromodoris del Mar Rojo, aunque es un género de moluscos nudibranquios de la familia Chromodorididae, esta especie en particular es endémica del Mar Rojo y no se conoce aún con detalle su biología. Estos moluscos sin concha suelen presentar una librea aposemática con espectaculares colores, son carnívoros y algunos se defienden desarrollando toxinas o ácidos.

ZOEA Madrid

Balistapus undulatus

ZOEA Madrid

Cephalopholis miniata

ZOEA Madrid

Chromodoris sp

Especies peligrosas

Además de grandes depredadores y la mencionada morena gigante Gymnothorax javanicus, también existen especies venenosas o urticantes como el pez escorpión o león del género Pterois. Los radios de sus aletas están asociados a glándulas de veneno neurotóxico que causan un fuerte dolor, el veneno es termolábil y se puede calmar si se aplica rápidamente sobre la zona afectada agua caliente. Posee colores de advertencia blancos y rojos y, a pesar de su aspecto y peligrosidad, es un pez muy apreciado desde un punto de vista culinario.

Otra especie peligrosa es la raya Taeniura lymma, ya que presenta en la mitad de la cola uno o dos aguijones unidos a una glándula del veneno cuya picadura es extremadamente peligrosa. Se trata de una raya inconfundible, de color amarillo mostaza con manchas circulares azules y es frecuente en estos arrecifes.

ZOEA Madrid

Gymnothorax javanicus

ZOEA Madrid

Pterois

ZOEA Madrid

Taeniura lymma

¿Tienes niños pequeños en casa? si es así, descarga e imprime esta lámina y dásela para que la coloreen. Se distraerán un rato y cuando te pregunten por el nombre de los peces pondrás en práctica lo que estas aprendiendo en nuestro blog.

Impactos medioambientales derivados de comercio y turismo

En 1869 el ingeniero francés Ferdinand de Lesseps (1805-1894) inauguró el canal de Suez con grandes expectativas para la mejora de las rutas comerciales pero sin percatarse de las graves consecuencias en el ámbito ecológico, biogeográfico y zoogeográfico que provocaría la apertura de un canal que permitía unir el Mar Mediterráneo con el Mar Rojo que pronto se convirtió en una de las principales rutas comerciales. El canal de Suez representa la principal vía de comunicación entre oriente y occidente con longitud de 161 km y una anchura media de entre 160 y 190 m. Actualmente, por el canal de Suez pasa cada año el 14% del comercio marítimo mundial con un total de 15.000 barcos al año lo que supone un enorme beneficio socioeconómico para el hombre pero también un impacto negativo evidente sobre el medio natural.

Las aguas del Mediterráneo y las del mar Rojo son completamente distintas con respecto a las corrientes, temperaturas, salinidad por lo que sostienen una biodiversidad completamente distinta. La apertura del canal de Suez provoca una entrada desequilibrada de especies en su mayoría del mar Rojo al Mediterráneo denominándose a este movimiento de especies migración lessepsiana. Esta migración unidireccional, en 1979 ya representaba entre un 10 y un 15% del total de las especies lo que ha llevado a considerar al Mar Rojo como una región autónoma. Al ser el mar tropical más cercano a Europa se ha originado una explosión turística que supone un peligroso impacto ambiental para el arrecife coralino y sus habitantes. La enorme invasión turística de sur del Sinaí crea un riesgo importante para estas comunidades de arrecifes del Mar Rojo.

Si te parece interesante este artículo sobre el Mar Rojo, no te vayas sin echar un vistazo a nuestros Cursos de Biología Marina en Madrid, impartidos por Biólogos Marinos y avalados por el Colegio Oficial de Biólogos de la Comunidad de Madrid.

Cursos de Biología Marina
2020-10-08T20:14:59+02:00

About the Author:

Leave A Comment